Microrrelato

Luna

—Te escuchas triste, ¿Qué te sucede?

—Nada —dijo ella, recargada en el marco de la ventana, exhalando el humo de su cigarrillo por la nariz lentamente, mientras este danzaba frente a su rostro con suave calma—. Cada día se vuelve más complicado soportar esta situación, te amo, pero no puedo… —una sonrisa difusa se esbozó en el rostro del chico.

—Asómate a la ventana —interrumpió, con voz suave—. ¿Puedes ver la luna?

Ella corrió las cortinas con la mano en la cual sostenía el cigarrillo, y pudo observar la luna llena que rompía con la monotonía que en el cielo creaban las estrellas—. Sí, y luce hermosa…

—Pues bien —interrumpió nuevamente—. Yo también observo la misma luna… ¿Ves cómo estamos muy cerca?

 

(Sí, es una cursilería, pero también me gustan las cosas cursis)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *