Novela histórica, Reseña

No, Quo Vadis? no es parte de la biblia

Las caracterizaciones eran la mejor parte de la película

Si ustedes rondan mi edad y vivieron en México durante su niñez y pubertad, recordarán que durante las vacaciones de semana santa era muy común ver a Robert Taylor y Deborah Kerr en Quo vadis?; regularmente transmitida después de Furia de titanes o Jasón y los argonautas en sábado de gloria. Nunca tuve la oportunidad, o mejor dicho, nunca quise ver esa película pues me resultaba igual de aburrida que Ben-Hur. Para mi sopresa, unos años después descubrí que ambos son libros de autores estadounidenses. De niño, yo siempre creí que eran pasajes bíblicos.

Entrando a lo que nos concierne, Quo vadis? es una novela histórica del autor polaco Henryk Sienkiewicz. Fue escrita entre los años 1895 y 1896; en ella se narra la historia del soldado romano Marco Vinicio quien, después de haber regresado de una guerra en Asia Menor, conoce por azares del destino a una joven cristiana de nombre Ligia,  de quien se enamora profundamente. Vinicio, cegado por el deseo de poseerla, pide ayuda al emperador Nerón, quien ordena causar un gran daño a la familia de Ligia. Ella, después de tan terrible hecho e incapaz de aceptar la humillación recibida, decide huir. Es entonces que Vinicio decide buscarla, adentrándose en las diferentes clases sociales que dividían a la antigua sociedad romana.

Esta obra se publicó originalmente por episodios en el periódico Gazeta Polska de Varsovia. Fue un poco después que se editó en su conjunto a finales de 1896. Una parte del manuscrito se conserva en el Ossolineum de Wrocław.

El título de la obra está en latín y significa «¿adónde vas?». Dicha expresión alude a las palabras «Quo vadis, Domine?» («¿Adónde vas, Señor?») que, según la leyenda y la tradición judeo cristiana, fueron pronunciadas por el apóstol Pedro mientras huía de Roma para ponerse a salvo de la persecución de los cristianos por orden del emperador Nerón.


También podría interesarte:

Alemania y México pudieron aliarse durante la primera guerra mundial
Al fin, una novela donde los muertos resucitan y no son zombies


Sí, esta es la primera edición de Quo vadis?

Muchos autores afirman que Quo vadis es una epopeya del cristianismo. El dato es innegable aunque la obra literaria es compleja y engloba aspectos muy puntuales de la historia polaca. La obra retrata la opresión estatal que tuvo lugar en Polonia cuando ésta desapareció del mapa de Europa en el año 1795. Los territorios polacos quedaron divididos entre Prusia, el Imperio ruso y el Imperio austrohúngaro y el país no volvió a aparecer como tal hasta 1918, tras el final de la Primera Guerra Mundial. Sienkiewicz asemeja el sufrimiento que padecieron los cristianos a aquel que sufrieron los polacos. Esta filosofía interna queda reflejada ya en el propio título al relacionar la frase «Quo Vadis, Domine?» («¿Adónde vas, Señor?») con la de «Quo Vadis, Homo?» («¿Adónde vas, hombre?»). Las preguntas clave que plantea el autor se podrían formular, por ende, de la siguiente manera: ¿Adónde quiere llegar el ser humano sin humanidad? ¿Dónde acabaremos si olvidamos la faceta que más nos debería caracterizar?

Además de esto, Sienkiewicz hace un gran esfuerzo por revivir la vida en Roma anterior al incendio que la ciudad sufrió durante el verano del año 64; toda la ciudad queda espectacularmente plasmada a través de los cuatro argumentos principales que el autor ofrece al lector.


Antes de irte, no olvides leer:

Acariciar el papel: por Juss Kadar
Peso extra, un cuento de terror por Alfonso Padilla


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *